Imprimir

Mil personas exigen en Avilés medidas para garantizar el futuro de la industria

La Industria asturiana es el motor fundamental para el crecimiento y el desarrollo del resto de sectores que conforman nuestro tejido productivo, representando el 20% de nuestra economía y generando más de 50.000 empleos. 

Asturias está ante una situación crítica, desde el año 2008 se llevan destruidos más de 15000 empleos en el sector industrial, estamos en una situación de EMERGENCIA INDUSTRIAL que esta avocando a nuestra tierra a emigración y pobreza.

Esta situación se vuelve agónica cuando desde el Gobierno de España se pretende imponer un proceso de transición energética y de descarbonización acelerada sin antes haber afrontado previamente los déficits estructurales de la singularidad de la industria asturiana.
El fracaso del estatuto de la industria electro intensiva es el mejor ejemplo de abandono de Asturias, un estatuto que partió de las reivindicaciones hechas por UGT FICA para exigir un marco regulatorio estable, predecible y competitivo en materia de costes energéticos, alineado con los mecanismos que en esta materia adoptan los países de nuestro entorno para defender y garantizar el futuro de sus industrias.

Pero lamentablemente, hasta el momento, son todo oídos sordos con Asturias sobre la aplicación de estas medidas por parte de los 2 ministerios implicados, tanto el que dirige Teresa Ribera como el que asume Reyes Maroto,

Por otro lado, los fondos europeos tan manidos que se presentan como una oportunidad hay que aprovecharlos pero no nos equivoquemos, no son la panacea. Para UGT FICA el futuro no debe pasar única y exclusivamente por fiarlo todo a los fondos europeos, pasa inevitablemente por la combinación de anclar a nuestro territorio la industria tradicional, no acelerando los tiempos del proceso de des carbonización y utilizar parte de ellos para favorecer esta transición sin comprometer la viabilidad industrial de la región.
UGT FICA Asturias continuaremos con la movilización sostenida en el tiempo hasta que se atiendan nuestras reivindicaciones de lo contrario, el carácter de las próximas movilizaciones será irremediablemente más contundente sin renunciar ni descartar absolutamente ningún escenario.